Menu

Antiaging

Regeneración diaria para un rostro perfecto

TRATAMIENTOS EXCLUSIVOS

cara1jpeg

cara2

Serum Germinativo

Crema antiedad

Crema regeneradora

Más fotos >>

SIEMPRE ES MÁS FÁCIL PREVENIR

Una combinacion sorprendente adaptada a tus necesidades

Os presentamos un tratamiento facial completo para una cura de rejuvenecimiento de excepción.

El ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL - COSMÉTICOS ANTIAGING

¿Por que es importante la piel?
La piel es un órgano vital que reviste al cuerpo, con una estructura compleja que se puede resumir en tres capas: la más superficial o epidermis, la media ó dermis y la profunda ó hipodermis. Es la primera barrera de defensa física, bioquímica e inmunológica frente a las agresiones externas. Protege de factores ambientales (sol, viento, temperatura, etc.), actúa como un aislante térmico (la hipodermis), participa en la termorregulación, protege contra los microorganismos, participa en la síntesis de la vitamina D, aloja los receptores del sentido del  tacto. Estas son sólo unas cuantas funciones que nos hablan de la importancia de este órgano.

¿Qué pasa con la piel a lo largo de la vida?
La piel tiene una gran capacidad para reparar y compensar las agresiones ambientales. Aún así, a lo largo de la vida se van acumulando pequeños defectos en la reparación, y al final el deterioro es evidente en cuanto al aspecto y la función de la piel. Uno de los grandes retos de la cosmética moderna es de prevenir y minimizar los efectos del envejecimiento cutáneo.
Los cosméticos actuales están pensados para combatir los mecanismos del envejecimiento cutáneo: sequedad, deshidratación, flacidez, perdida de elasticidad y firmeza, renovación celular ralentizada, síntesis escasa de colágeno y elastina, arrugas, manchas claras y oscuras (hipo/hipercrómicas).
A medida que envejecemos todos estos deterioros se acentúan y se impone la necesidad del uso de unas buenas fórmulas cosméticas, así como una dieta equilibrada y una vida saludable.

¿Cómo puedo preservar la juventud de mi piel?
- Hidrata y nutre tu piel cada día; una piel cuidada envejece con más lentitud.
- Previene el fotoenvejecimiento tomando el sol con moderación y usando protección solar adecuada.
- Utiliza tratamientos reparadores específicos a partir de los 30 años, pues a esta edad la producción de elastina y colágeno empieza a disminuir.
- Lleva una vida saludable, una dieta equilibrada, limita el stress, el tabaco, los  excitantes (alcohol, café).

¡No esperes a los primeros signos de envejecimiento para comenzar a cuidarte!
NUESTRA PROPUESTA DE CUIDADO DIARIO ANTIAGING

Te recomandamos Olga Florea ® Serum Germinativo junto con Olga Florea ® Crema Antiedad-regeneradora intensiva & antiarrugas ó, Olga Florea ® Crema Regeneradora hidratante, nutritiva y revitalizadora, según el caso.
Olga Florea ® Serum Germinativo  es un sérum de rápida penetración que favorece una renovación celular desde las capas más profundas de la piel, la cual recupera su funcionamiento óptimo gracias a una original combinación de principios activos de potente acción reparadora: colágeno, elastina, Rosa mosqueta, vitamina E.
Sus indicaciones son de mucho interés, siempre referidas a la nutrición, reparación intensiva y rejuvenecimiento de la piel. Se utiliza con resultados favorables en el tratamiento cosmético  de diversas alteraciones cutáneas:
- Programas intensivos antiaging en pieles arrugadas, envejecidas y desvitalizadas (dos aplicaciones diarias junto con Olga Florea ® Crema Antiedad-regeneradora intensiva & antiarrugas.
- Prevención del envejecimiento facial :1-2 aplicaciones al día junto con Olga Florea ® Crema Regeneradora hidratante, nutritiva y revitalizadora.
- Tratamiento altamente reparador en pieles irritadas por peelings químicos, láser, luz pulsada intensa-IPL. Refuerza y prolonga los efectos de estos tratamientos además se puede aplicar inmediatamente después de estos procedimientos. Acelera el cambio epidérmico.
- Piel seca, escamosa, irritada y sensible (junto con Olga Florea ® Piel Seca y Escamosa).
- Pérdida de firmeza y elasticidad facial, previene la flacidez y el descolgamiento. Aumenta la densidad y el grosor de la piel.
- Estrías (ver protocolo en el apartado específico).
- Cicatrices diversas (como las postoperatorias). Todos los productos Olga Florea ® son perfectamente combinables entre sí, lo que nos permite abordar con protocolos sencillos  un amplio abanico de problemas cosméticos actuales.

Para más  información no dude en contactar con nosotros.
Los principios activos utilizados hoy en cosmética son de los más diversos: vitaminas, lípidos, extractos de plantas, aminoácidos y polipéptidos, antioxidantes, factores de crecimiento, agentes hidratantes y  humectantes, etc. Todos ellos se utilizan en diversas presentaciones cosméticas (cremas, geles, tónicos, etc.) tratando de evitar, retrasar o invertir los efectos del envejecimiento de la piel.
Los aminoácidos son moléculas orgánicas estructurales presentes en  los tejidos, componentes fundamentales de los péptidos, polipéptidos y de las proteínas. El número, la secuencia y la interacción de los aminoácidos dentro de las moléculas proteicas determinan las características biológicas y químicas de las mismas.
Las proteínas fundamentales de la piel son el colágeno y la elastina (proteínas estructurales) y la queratina (revestimiento y protección).

Los polipéptidos son sustancias biológicas activas de suma importancia. Tienen una gran variedad de funciones biológicas,  incluyendo:
- Son componentes estructurales esenciales de los tejidos.
- Función hormonal (hormonas-péptidos: insulina, angiotensina II, vasopresina y muchas otras).
- Función enzimática, esencial en la bioquímica del organismo.
- Forman las inmunoglobulinas (anticuerpos), con papel fundamental en la inmunidad.
- Rol de mensajeros bioquímicos para la reconstrucción y reparación celular. Mediante receptores específicos activan los genes implicados en la regeneración celular epidérmica y su proliferación.
- Estimulan la formación de fibronectina y glucosaminoglicanos (componentes de la matriz extracelular).

Los aminoácidos y polipéptidos utilizados en las preparaciones cosméticas actúan como hidratantes, nutritivos y regeneradores. De esta manera, las células de la piel tienen disponibles in situ sustancias que metabolizarán y utilizarán en la fabricación de proteínas (colágeno, elastina). El resultado será una piel mas firme, elástica e hidratada.

  » Aloe Vera 

El Aloe, con su variedad Aloe Vera (Aloe barbadensis miller), es una de las plantas medicinales más utilizadas desde la antigüedad. El Aloe Vera ha sido empleado tradicionalmente vía tópica en quemaduras, heridas leves, picaduras de insectos, y vía oral como digestivo y laxante.

En la actualidad sus propiedades terapéuticas están testadas y estudiadas en numerosos  centros de investigación a nivel mundial.

¿A qué se deben sus acciones?

El gel de Aloe tiene una composición compleja, de excepcional riqueza: mucopolisacáridos (acemanano, aloérido), enzimas, ácidos orgánicos y sales, aminoácidos, vitaminas, minerales.  La sinergia de estos principios activos justifica sus efectos antiinflamatorios, emolientes, calmantes y cicatrizantes sobre la piel.

La planta contiene además derivados hidroxiantracénicos y antraquinonas con propiedades purgantes (utilizada en industria farmacéutica en la preparación de laxantes).

En relación al aparato digestivo, el jugo de aloe es un antiulceroso,  protector de la mucosa gástrica e inhibidor del crecimiento de Helicobacter pylori.

Administrado vía oral es hipoglucemiante e hipolipemiante.

En Dermatología y Cosmética se utiliza extensamente el gel  de aloe por sus propiedades antiinflamatorias, bacteriostáticas,astringentes y antipruriginosas. Reduce el grado de eritema (rojez), acelera la reepitelización y favorece una correcta cicatrización. Por tanto se utiliza como complemento de tratamientos cosméticos y dermatológicos agresivos (retinóides, AHAs, peelings quimicos, microdermoabrasión), en el control del acné leve, etc.

Es un importante agente hidratante, calmante y regenerador celular. Suaviza la piel y rehidrata la capa córnea penetrando en profundidad. El uso externo esta indicado para pieles sensibles, irritadas, agredidas por varios factores, estados secos de la piel (atopia, xerosis, ictiosis, etc.),quemaduras leves, psoriasis, eczemas, acné, heridas superficiales.

  » Rosa mosqueta 

La Rosa mosqueta es una variedad de rosa silvestre que crece en los Andes de Sudamérica.

El aceite de Rosa mosqueta, extraído de las semillas,  es uno de los productos más utilizados en dermatología cosmética debido a sus propiedades antioxidantes, nutritivas, correctoras y de intensa regeneración celular.

Sus beneficios son el resultado de su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados esenciales  (ácido palmítico, esteárico, linolénico, linoléico, oléico), vitamina C, ácido transretinoico (tretinoina), carotinoides, flavonóides, polifenoles, vitamina B2, vitamina E.

Es un aceite ligero con un  pH alrededor de 5 que le permita una rápida penetración en la piel.

PRINCIPIOS ACTIVOS VALIOSOS     Los principios activos utilizados hoy en cosmética son de los más diversos: vitaminas, lípidos, extractos de plantas, aminoácidos y polipéptidos, antioxidantes, factores de crecimiento, agentes hidratantes y  humectantes, etc. Todos ellos se utilizan en diversas presentaciones cosméticas (cremas, geles, tónicos, etc.) tratando de evitar, retrasar o invertir los efectos del envejecimiento de la piel

  Aminoácidos y Polipéptidos 

Los ácidos linoleico y linolenico, componentes fundamentales del aceite de Rosa mosqueta, ayudan a la regeneración a nivel tisular por sus acciones estructurales y  metabólicas a nivel de membrana celular.

El ácido transretinóico estimula la regeneración tisular como consecuencia de una aceleración de la diferenciación de la queratina y un aumento de la microcirculación local.

Se utiliza en los tratamientos dermatológicos y  cosméticos como coadyuvante en cicatrices, estrías, marcas de quemaduras solares o químicas, incluso en la recuperación de la piel después de la radioterapia.

Una aplicación constante de este aceite atenúa y previene de manera efectiva las arrugas y las manchas, combate la deshidratación cutánea, retrasa el envejecimiento prematuro de la piel.

Devuelve a la piel la apariencia suave y tersa después de haber tenido problemas de acné (no se recomienda su uso en erupciones severas de acné).

En cirugía plástica y reparadora se usa para la regeneración cutánea postquirúrgica pues atenúa y mejora notablemente el aspecto de las cicatrices atróficas, hipertróficas y queloides.

Su aplicación tópica en preparados cosméticos ayuda en enfermedades de la piel como varios tipos de dermatitis, psoriasis, hiperqueratosis, queratosis actinica. » Vitamina E.

Es uno de los principales antioxidantes lipofílicos en plasma, membranas y tejidos. Su aporte es exclusivamente exógeno (el ser humano no tiene capacidad de sintetizarla). Las verduras frescas, las nueces, los aceites vegetales, el germen de trigo, son fuentes naturales de vitamina E.

En la piel humana es el antioxidante fisiológico no-enzimático predominante. Combate el envejecimiento neutralizando la acción de los radicales libres, potenciando la regeneración de la piel al prevenir el daño oxidativo.

Contribuye a mantener la integridad del tejido conjuntivo dérmico, protegiendo las glucoproteínas, el colágeno y la elastina.

Estabiliza las membranas celulares (protege las bicapas lipídicas y otros dominios lipofílicos frente a la oxidación).

Efecto fotoprotector importante contra la agresión de la radiación UV en la piel (reduce el eritema, el edema, inhibe la inflamación cutánea).

Por todo esto, evita el envejecimiento prematuro y la degeneración  producidos por factores externos e internos.