Se popularizaron en la crisis del 2008 y tomaron impulso durante la pandemia.
Casi seis de cada diez son microempresas.
Tras la actividad inmobiliaria, la mayoría de ellas se encuadran en el sector inmobiliario y el comercio.

En España existen actualmente 48.000 empresas ‘zombis’, un término que comenzó a popularizarse en la crisis del 2008, y que cobró aún mas protagonismo durante la pandemia por coronavirus.

Casi 50.000 sociedades que han presentado al menos dos ejercicios consecutivos en los que sus resultados operativos fueron insuficientes para cubrir los compromisos derivados de su endeudamiento financiero.

Los datos los aporta un informe de la empresa de crédito y caución Iberinform, que vaticina que «cabe esperar que el endurecimiento progresivo de los tipos de interés, iniciado en 2022, provoque un incremento paulatino de este censo en empresas altamente vulnerables».

Como explican en la consultora, «una empresa ‘zombi’ es aquella que presenta una rentabilidad baja o incluso negativa, y es incapaz de hacer frente a los costes financieros que conlleva la devolución de sus deudas a corto y medio plazo. Estas empresas, altamente vulnerables, logran sobrevivir en el mercado mediante la refinanciación continua de su deuda».

En Iberinform, advierten de que «su existencia puede llegar a condicionar el desarrollo de una economía, ya que, en el largo plazo tienen un futuro incierto; multiplican en su actividad con el resto del tejido productivo los riesgos de impago, y, además, la prolongación de esta actividad impide que los recursos se reasignen a empresas eficientes».

Leer más…

Fuente: El Economista

Ir al contenido