La institución ha elevado su vigilancia sobre los trabajadores a cuenta propia.

En un claro intento de seguir luchando contra el fraude fiscal, el Ministerio de Hacienda llevó a cabo, hace unos meses, una dura reforma por la que ponía mayores restricciones a ciertas cantidades de dinero o actuaciones. Entre los nuevos conceptos que incluía el fisco, varios de ellos se centran sobre los trabajadores a cuenta propia con el objeto de acabar con las artimañas que algunos de ellos usan para ‘limpiar’ sus cuentas. Unas infracciones que pueden llegar a multarse con hasta 50.000 euros en caso de que se tenga una particular herramienta.

Investigar como orden clara para acabar con gran parte del blanqueo de capitales y el fraude fiscal que se produce en España. Esa es la orden que se tiene desde Hacienda para un 2022 en el que el ministerio seguirá poniendo el foco sobre todos los casos sospechosos de tal actuación.

También sobre los autónomos, a los que la institución vigila con especial hincapié en los movimientos cotidianos. Por ello, en parte, la reforma fiscal que limita el pago en metálico o el ingreso en cajeros de ciertas cantidades.

Una de las multas más duras para los autónomos.

Sin embargo, una de las nuevas sanciones más duras de Hacienda es la que hace referencia a la tenencia de un software ilegal a ojos de lo financiero. Una herramienta que permite pagar menos impuestos al trampear las cuentas, por lo que está muy perseguido por la Agencia Tributaria.

Leer más…

 

Fuente: El Economista

Ir al contenido