La institución observa «un cierto repunte de los márgenes empresariales» a lo largo de 2022, aunque «con una elevada heterogeneidad entre sectores y empresas».

El Banco de España constata en su informe trimestral sobre la economía española que los salarios siguen registrando incrementos moderados en los primeros meses de 2023, mientras se observa «un cierto repunte de los márgenes empresariales» a lo largo de 2022, aunque «con una elevada heterogeneidad entre sectores y empresas».

Así, la institución que gobierna Pablo Hernández de Cos resalta que, según los datos del Ministerio de Trabajo, el incremento salarial medio pactado en los convenios colectivos con vigencia en 2023 alcanzó el 2,9%, en línea con lo pactado para 2022.

No obstante, precisa que esta cifra refleja, mayoritariamente, lo pactado en convenios firmados en años anteriores, mientras que los nuevos convenios colectivos firmados a lo largo del segundo semestre de 2022 apuntan a un incremento salarial medio del 3,3%.

En los dos primeros meses de 2023, los nuevos convenios firmados recogen un incremento del 5,2%, aunque el Banco de España subraya que éstos sólo afectan a 245.000 trabajadores «y son, por tanto, poco representativos».

Respecto a la incidencia de las cláusulas de salvaguarda frente a la inflación en los convenios firmados para 2023, el Banco de España aprecia un repunte «moderado» respecto a la observada en 2022, con un porcentaje del 27,4%.

MÁRGENES EMPRESARIALES HETEROGÉNEOS POR SECTORES Y EMPRESAS

Al tiempo que los salarios se muestran moderados, la institución observa «un cierto repunte de los márgenes empresariales» a lo largo de 2022, aunque «con una elevada heterogeneidad entre sectores y empresas».

Así, de acuerdo con la información provisional de la Contabilidad Nacional para el cuarto trimestre de 2022, la ratio entre el excedente bruto de explotación (EBE) y el valor añadido bruto (VAB) de la economía de mercado aumentó en el tramo final del año pasado, de tal modo que se situó ligeramente por encima de los niveles registrados antes del comienzo de la pandemia, apunta el Banco de España.

El organismo subraya que esta evolución es «coherente» con el comportamiento de la ratio entre el resultado económico bruto (REB) y el VAB que se observa, hasta finales de 2022, en la muestra de empresas de la Central de Balances Trimestral (CBT) del Banco de España.

«No obstante, en la CBT, el margen empresarial aproximado como la ratio entre el REB y la cifra de negocios se habría mantenido prácticamente estable en 2022 y aún se encontraría por debajo del nivel que registraba en 2019», señala la institución.

En todo caso, el Banco de España concluye que, como en trimestres anteriores, estos datos «enmascaran una notable heterogeneidad entre sectores y empresas».

Fuente: IIILA LEY. REAF Asesores Fiscales. Consejo General de Economistas.

Ir al contenido