La compra de una vivienda es, probablemente, la operación económica más importante en la vida. Por eso es importante saber si el crédito hipotecario ofrecido es el mejor que se puede conseguir.

En general, cuando una persona tiene un buen perfil (salario alto, estabilidad laboral, etc.), es probable que su banco le dé una hipoteca barata para financiar su futura vivienda. Sin embargo, en muchas ocasiones, las entidades no ofrecen las mejores condiciones que se podrían permitir: proponen un interés más alto que sus competidoras, lo condicionan a contratar demasiados seguros u otros productos, cobran comisiones… Así las cosas, ¿cómo se puede saber si un préstamo hipotecario es realmente atractivo? Desde el comparador financiero HelpMyCash.com afirman que se puede comprobar fácilmente acudiendo a otros bancos o contratando a un bróker hipotecario que se encargue de encontrar una mejor oferta.

COMPARAR OFERTAS DE VARIOS BANCOS
En caso de que el cliente disponga de tiempo y ganas, desde HelpMyCash proponen contactar con un mínimo de tres entidades bancarias (la suya y al menos dos más) y consultar las condiciones de sus hipotecas. De este modo, el solicitante puede comparar distintas ofertas y ver con qué banco le saldría más a cuenta financiar la compra de su futura vivienda.

A la hora de comparar varias hipotecas, eso sí, es importante no caer en el error de fijarse solamente en el tipo de interés. Lógicamente, cuanto más bajo sea, más baratas serán las cuotas, pero también es conveniente que el préstamo contratado no tenga más productos adicionales de la cuenta (tres o cuatro como mucho sería lo recomendable) y que, a ser posible, no incluya comisiones.

Una buena opción a tipo variable, por ejemplo, podría ser la Hipoteca Naranja Variable de ING, cuyo interés es de Euríbor más 0,99% (1,99% el primer año) a cambio de domiciliar la nómina y contratar sus seguros de hogar y vida. Y a tipo fijo, una oferta destacada es la Hipoteca Fija de Bankinter, al 1,35% a 25 años si se abre la Cuenta Nómina, Profesional o No-Nómina, se contratan sus seguros de vida y hogar y se aporta un mínimo de 600 euros al año a uno de sus planes de pensiones.

Leer más…

 

Fuente: El Mundo

Ir al contenido