El incremento tributario afectaría por los pactos sucesorios y el valor de referencia.
Figuras fiscales como Patrimonio, IRPF, plusvalías o Sucesiones, entre las perjudicadas.

Poco a poco se va desgranando la letra pequeña del Proyecto de Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, y en una de sus lecturas se comprueba que la nueva normativa acabará gravando al menos seis impuestos estatales y autonómicos, en función de su correspondencia a las modificaciones que se recogen en los pactos sucesorios y, también por el cambio estipulado en el valor de referencia de los bienes que se transmiten, compran y venden y, se donan o se puedan heredar.

En sí, el proyecto de ley ataca directamente al Impuesto por la Renta de las Personas Físicas (IRPF), a las plusvalías, Patrimonio, Sucesiones, Donaciones, Transmisiones Patrimoniales, sin descontar otros impuestos, pues en el fondo acaba afectando a toda la tributación.

En el caso de los pactos sucesorios -prebenda del derecho civil de CCAA como Galicia, Cataluña y Baleares, que permite heredar en vida del donante, con una tributación mínima-, el menoscabo tiene lugar en el pago del IRPF, que será igual que si lo hiciera el donante, tributando con la plusvalía actual, y no la de el momento en el que adquirió ese bien. Antes, con el pacto sucesorio, la transmisión de los derechos a Hacienda se hacían por el valor que se compró.

Leer más…

 

Fuente: El Economista

Ir al contenido